Argüelles Álvarez, Agustín

Ribadesella › Asturias

[EuroWeb Media]

Datos básicos

Clasificación: Reseñas históricas

Clase: Política y empresa

Tipo: Políticos

Comunidad autónoma: Principado de Asturias

Provincia: Asturias

Municipio: Ribadesella

Parroquia: Ribadesella

Entidad: Ribadesella

Comarca: Comarca del Oriente de Asturias

Zona: Oriente de Asturias

Situación: Costa de Asturias

Código postal: 33560

Cómo llegar: Argüelles Álvarez, Agustín

Dirección digital: 8CMPFW6R+RX

 

Argüelles Álvarez, Agustín

Nota: No disponemos de foto y mostramos un detalle del mapa de la zona. Si observa algún error en el contenido, agradecemos use el formulario que hay a pie de página.

Descripción:

El liberal asturiano Agustín Argüelles, llamado el Divino Argüelles y el Arístides español, nació en Ribadesella el 28 de agosto de 1776 y falleció en Madrid en la madrugada del 26 al 27 de marzo de 1844. Fue una de las más grandes personalidades de la política española en la primera mitad del siglo XIX, contribuyendo a dignificarla. Coautor de las Constituciones de 1812 y 1837, diputado en las Cortes de Cádiz, ministro de Gobernación en el Trienio Liberal (1820-1823), tutor de la reina..., Argüelles fue apodado el Divino por su «voz sonora, grandes dotes de improvisación, gran facilidad de palabra y variedad de conocimientos» (Javier Rodríguez Muñoz, historiador).

Segundón en una familia hidalga, estudió en la Universidad de Oviedo, donde se graduó en Cánones y Leyes. Su primer empleo fue el de secretario del obispo de Barcelona, el gijonés Pedro Díaz Valdés (1798), ocupación que dejó en 1800 para pasar a Madrid, donde primero consiguió una plaza en la Secretaría de Interpretación de Lenguas, y en 1805 la más lucrativa de oficial de la Convalidación de Vales Reales, cargo que le permitió entrar en contacto con el mundo político y diplomático, siendo enviado en otoño de 1806 por el todopoderoso Godoy a Londres en misión diplomática (conseguir la alianza de Londres contra Francia), lo que de paso le sirvió para conocer la Constitución inglesa. Tras caer Godoy, se le manda regresar, pero, sabedor de la presencia en la capital londinense del conde Toreno y de la Vega Infanzón —asturianos comisionados por la Junta Suprema con el fin de pedir ayuda para la guerra de la Independencia (levantamiento del pueblo español en 1808 contra las invasoras tropas francesas de Napoleón)—, decide incumplir la orden de retorno y se une a ellos y a su causa. Sus contactos y conocimiento de los entresijos de la política británica ayudan al buen éxito de la misión. Vuelto con aquéllos a Asturias, se alista como soldado en 1809, pero se le licencia pocos meses después por razones de salud y edad. En octubre de ese año se une a los patriotas en Sevilla, y se le nombra secretario de la Junta organizada para preparar la reunión de Cortes Constituyentes, presidida por Jovellanos, iniciando así una de las carreras políticas más brillantes de la primera mitad del XIX. Elegido diputado suplente por Asturias para las Cortes de Cádiz, defendió sus ideas liberales. Redactó y leyó ante las Cortes el Discurso preliminar del proyecto de Constitución, donde se defendía su elaboración y los principios políticos inspiradores de la misma. Tuvo un destacado protagonismo en la aprobación de la Constitución de 1812. Defendió con brillantez la libertad de imprenta, la supresión del Santo Oficio, la abolición del tormento, los señoríos y la esclavitud.

Pero finaliza la guerra de la Independencia y vuelve al trono el absolutista Fernando VII, quien ordenó (15 de diciembre de 1814) prisión para Argüelles por liberal, cumpliendo éste condena durante seis años en Ceuta y Alcudia (Mallorca).

El triunfo del pronunciamiento constitucionalista de Riego le libera y facilita su nombramiento como ministro de la Gobernación (3 de abril de 1820), cargo que comportaba la presidencia del Gobierno en un gabinete llamado de «los presidiarios». A los tres meses de estar en el cargo, Argüelles es nombrado académico honorario de la Historia. En 1821, sin haberse cumplido el año de su llegada, Argüelles dimite, después de que Fernando VII, en el discurso del trono con motivo de la apertura de las Cortes, se quejase de sus ministros liberales. Durante su etapa al frente del ministerio había prohibido las Sociedades Patrióticas, abanderadas de la ortodoxia revolucionaria.

Tras sentirse desautorizado por el monarca, se retira de modo temporal a descansar en su región natal, Asturias. Vuelve a la escena política en 1822 como diputado por Oviedo para las Cortes, con planteamientos moderados. Sin embargo, cuando el ejército francés mandado por el duque de Angulema (los Cien Mil Hijos de San Luis) invade España en 1823 para devolver a Fernando VII sus poderes absolutos y derribar el orden constitucional vigente, Argüelles se suma al acuerdo radical de las Cortes (sesión de 11 de junio de 1823), a propuesta de Alcalá Galiano, de declarar incapaz al rey y nombrar una regencia. Al concluir la guerra con la victoria de las fuerzas invasoras francesas y la reacción, Argüelles tuvo que huir a Inglaterra, donde permaneció durante una larga década. Regresó a España tras la muerte de Fernando VII (1833), en 1834, gracias a la amnistía concedida por la reina María Cristina. Ese mismo año es elegido procurador por Asturias, militando en la facción más radical. Tomó parte activa en la política y participó en la redacción de la Constitución española de 1837, siendo elegido diputado en todas las legislaturas, salvo un pequeño paréntesis en 1843. En abril de 1841 fue nombrado presidente del Congreso, y entre 1841 y 1843 tutor de la reina Isabel II por decisión de las Cortes.

Entre sus obras, destacan los títulos siguientes: Catilinaria contra los reyes, papas, obispos, frailes, Inquisición, etc., Filadelfia, 1824; Apéndice de una sentencia pronunciada el 11 de mayo de 1825 por la Audiencia de Sevilla contra 63 diputados..., Londres, 1834; Examen histórico de la reforma constitucional..., Londres, 1835; Discurso... 20 de julio de 1841... sobre la venta de los bienes del clero, Madrid, 1841.

Sobre el Concejo de Ribadesella

Ribadesella es un concejo asturiano situado en el oriente que limita al norte con el mar cantábrico, al este con Llanes, al Sur con Cangas de Onís y Parres, y al oeste con Caravia. Comprende una extensión de 84,73 Km2 presentando dos zonas muy diferenciadas: la costera y la interior. La villa capital es el principal núcleo de población.

Colabora con nosotros

Notificar error | Sube tu información | Ayúdanos a mejorar

Medio ambiente

Contribuimos a reducir la huella de carbono | Ayúdanos a cuidar de Asturias

Referencia

OF6PSXK R955Z1H Q25510T L5973QJ

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

© 2021 EuroWeb Media, SL

 



Dónde comer Dónde dormir Etnografía Eventos Patrimonio cultural Patrimonio natural Info práctica Turismo activo Reseñas Favoritos Buscar Altas